¿Tiene que tener el consentimiento de su empleador para convertirse en autónomo?

Vida empresarial Priscilla Gout | Publicado el 03/03/2015

No es necesario contar con la autorización de su empleador para iniciar su actividad por cuenta propia. Excepto en ciertos casos. Explicaciones.

¿Tiene que tener el consentimiento de su empleador para convertirse en autónomo?

El régimen de autoempresarios ha permitido crear una actividad independiente sin dejar de ser un empleado. Pero, como todo asalariado, el autónomo está de hecho sujeto a una obligación de lealtad hacia su empleador, lo que implica una obligación de lealtad, discreción, reserva y no competencia. Los empleados del sector privado no necesitan la autorización de su empleador para iniciar una actividad como autónomo.

Pero si la actividad en cuestión es la misma que la enumerada en el contrato con el empleador y el empleado solicita los mismos clientes, debe informar a su empleador y solicitar su consentimiento. Asimismo, si el empleado desea vender sus servicios o productos a los clientes de su empleador, deberá obtener su autorización. Preferiblemente, esto debe darse por escrito para conservar la prueba.

El contrato de trabajo también puede contener cláusulas que limiten la creación de una actividad independiente en paralelo a la actividad asalariada. En caso de incumplimiento de este contrato, podrá rescindirse. Por tanto, es recomendable comprobar su contrato de trabajo antes de embarcarse en el autoemprendimiento, pero también comprobar si estas cláusulas particulares no son abusivas, en cuyo caso podría volverse contra su empleador si lo desea.

Nótese que determinadas actividades quedan excluidas del régimen del autónomo. Para conocerlos, haga clic aquí.