¿Qué dice el lenguaje corporal sobre ti en la entrevista?

La entrevista de trabajo | Publicado el 12/03/2020

En una entrevista de trabajo, tus gestos, tu actitud, tu voz, tu mirada pero también tu atuendo dicen en voz alta lo que estás susurrando. Para estar seguro de causar una buena impresión y evitar que su lenguaje corporal vaya en contra de la imagen que desea transmitir, ¡es mejor aprender a descifrarla!

¿Qué dice el lenguaje corporal sobre ti en la entrevista?

El lenguaje corporal y, en términos más generales, la comunicación no verbal, transmite información sobre usted. Y aunque el reclutador se centrará más en tus palabras, la impresión general de tu perfil se basará en la imagen que retratas.

Da una buena primera impresión

Antes incluso de verte para una entrevista, el reclutador te da una primera impresión. Tanto si eres paciente en la sala de recepción como si te invitan a unirte al reclutador directamente en su oficina o en una habitación, la forma en que te levantas, caminas hacia él y te presentas se despejará.

Evite levantarse demasiado rápido, cuide sus pasos y sea entusiasta cuando se presente y salude a la otra persona.

También preste atención al apretón de manos. Un gesto aparentemente inofensivo, el inevitable apretón de manos resulta muy revelador. Demasiado blanda, dice que te falta energía y confianza, demasiado vivaz, es probable que pases por hiperactiva y demasiado fuerte, te arriesgas a dañar las falanges de tu futuro gerente o RRHH, lo que tampoco es recomendable …

El apretón de manos ideal consta de tres movimientos de vigor moderado y no debe exceder los tres segundos. Durante este, recuerde mirar a su interlocutor a los ojos, para indicar que está listo para entablar un diálogo, mientras muestra su mejor sonrisa.

Controla tu actitud

La actitud que adopte durante la entrevista refleja su estado de ánimo. Los brazos cruzados pueden significar encerrarse en uno mismo y traicionar una falta de confianza, como si estuviera tratando de protegerse. Tener el cuerpo hacia atrás y alejarse del reclutador también puede comunicar una imagen de retraimiento.

La mejor posición es tener la espalda recta, la cabeza erguida y el pecho ligeramente inclinado hacia adelante, para expresar su interés y hacerle saber al reclutador que está en la conversación, concentrado e interesado. Un consejo que surge con regularidad es anclar los pies al suelo para ganar estabilidad y, por tanto, confianza.

Entrevista de trabajo: ¿cómo destacar tus habilidades sociales?

¿La mirada, reflejo del alma?

Tu mirada también dice mucho de ti. Mantenga siempre contacto visual con su (s) interlocutor (es), sin mirarlos. Mirar a lo lejos o mirar hacia abajo repetidamente puede reflejar miedo, vergüenza, una mentira o incluso un desinterés total en la entrevista.

Gestos y movimientos

Si estás cómodo y tranquilo, esto se sentirá a través de movimientos lentos y controlados, pero si de lo contrario estás ansioso o molesto, tus gestos serán espasmódicos, lo que el reclutador no dejará de observar.

Idealmente, evite jugar con las manos, el cabello, las joyas o un bolígrafo, y no se rasque. Estos gestos son sinónimo de ansiedad y pueden hacer que el reclutador se pregunte si está mintiendo u ocultando algo.

La voz del exito

La entonación de tu voz, su timbre, volumen o incluso el ritmo son elementos en los que debes concentrarte.

Para hacer más atractivo tu discurso, no dudes en variar el ritmo, cambiar la entonación y adaptar el volumen, según las palabras que estés diciendo y la información que quieras enfatizar. Además, trate de tener una voz cálida y sonriente para transmitir su simpatía.

Hablando de sonreír, esta es contagiosa, es decir, mimetismo, tendemos a reproducir lo que vemos. Si sonríe, la otra persona tiene muchas posibilidades de sonreír también y la atmósfera será aún más agradable.

5 señales de que tu entrevista de trabajo salió bien

El hábito casi hace que el monje

Si bien la ropa no es parte del lenguaje corporal en sí, es, como la actitud o los gestos, parte de los elementos que influyen en la percepción que el reclutador tiene de usted. Si está usando un traje de tres piezas a juego con zapatos encerados, no está enviando el mismo mensaje que si estuviera en un suéter-jeans-zapatillas de deporte. Cuando el primer caso puede retratarte como un perfeccionista, el segundo puede interpretarse como laxitud.

Los colores también son importantes y reflejan tu personalidad. Los tonos oscuros como el gris y el negro se asocian con la sobriedad y la elegancia, mientras que los colores más cálidos se refieren a una personalidad colorida y más extrovertida.

La elección del atuendo y los colores obviamente depende de la empresa a la que se postule y del puesto al que se dirige. No dude en buscar fotos de los empleados en el lugar de trabajo, para tomar la temperatura y elegir un código de vestimenta en consecuencia.

No obstante, todas estas recomendaciones deben tomarse con cautela. El hecho de que cruzó los brazos durante la entrevista o miró hacia otro lado durante unos segundos no significa que el trabajo siempre lo pasará justo debajo de sus narices. No todos los reclutadores son igualmente sensibles al lenguaje corporal. ¡Estos son solo principios que es bueno respetar para poner las probabilidades a su favor!

Encuentre todos nuestros otros artículos sobre la entrevista de trabajo.

(GettyImages / MangoStar_Studio)