La lista de verificación para prepararse para la entrevista de trabajo.

La entrevista de trabajo de Flavien Chantrel | Publicado el 22/11/2010 – Actualizado el 07/08/2020

¡Una entrevista de trabajo exitosa no se puede improvisar! Aquí hay una lista de verificación de qué hacer antes, durante y después de la entrevista.

La lista de verificación para prepararse para la entrevista de trabajo.

¿Entra un boxeador al ring sin haber practicado? ¿Un corredor hará un recorrido de 160 kilómetros sin haber entrenado? No, o al menos no con miras a tener éxito. Mucho menos agotadora, la entrevista de trabajo responde, no obstante, a la misma limitación: sin preparación, es difícil lograr un buen resultado.

Antes de la entrevista

  • Investigue un poco sobre la empresa. Recopilar la mayor cantidad de información posible sobre el sector, core business, productos o servicios comercializados, facturación, próximos proyectos, competidores, noticias, cultura corporativa, valores …
  • Planifica la ruta. Encuentra la dirección de la empresa y toma el margen para anticipar cualquier obra, problemas de tráfico y otros vectores de retraso.
  • Trate de tener información sobre sus interlocutores. ¿Es el gerente, el HRD, el director quien le dará la entrevista? ¿O los tres juntos? ¿Es una entrevista presencial o presencial? Al acordar una fecha para la entrevista, se le debe informar los nombres de las personas con las que se va a reunir. Un viaje a las redes sociales profesionales te ayudará a comprenderlas mejor.
  • Anticípese a las preguntas que le harán. Sin aprender las respuestas del corazón, intente tener piezas de respuesta para cada pregunta clásica.
  • Prepara tu presentación. ¿Cómo describiría su carrera, presentará su proyecto profesional e ilustrará sus experiencias? Trate de lograr una coherencia, un desarrollo profesional. Piense en lo que puede mostrar su personalidad y sus motivaciones.
  • Piense en las respuestas que desea recopilar. En su trabajo, sus misiones, sus horas de trabajo, la gestión, la forma en que se medirán sus resultados …

El día antes del día D

  • Decide qué atuendo te vas a poner. Elija un código de vestimenta que sea coherente con su puesto futuro.
  • Proporcione las herramientas necesarias. Es decir, su diario, su teléfono celular bien cargado, un bolígrafo, un bloc de notas, una copia de la oferta de trabajo, una o más copias de su CV, una copia de su carta de presentación y posiblemente tabletas para el trabajo.
  • Prepare la lista de preguntas que desea hacer y su carpeta de trabajos si tiene algún logro que mostrar.

Durante la entrevista

  • Salir adelante. La idea es llegar 10 minutos antes para llegar a tiempo sin estresarse. Llegar 15 o 20 minutos antes puede estar mal visto y, sobre todo, provocar ansiedad durante más tiempo.
  • Preséntese y deje que el reclutador le explique el proceso de la entrevista.
  • Preste atención a su lenguaje corporal y, en general, a su comunicación no verbal.
  • Inicie la presentación de su curso su formación y luego detalle sus experiencias desde las más antiguas hasta las más recientes. Para cada experiencia, nombre la empresa, su sector de actividad, la plantilla, el tipo de contrato, su posición jerárquica y sus misiones. ¡Tenga cuidado de no denigrar nunca a la sociedad!
  • Explique las razones por las que se fue y lo que le ha brindado cada experiencia.
  • Cuando hable sobre su personalidad (la famosa pregunta sobre sus fortalezas y debilidades en el trabajo), dé un ejemplo concreto cada vez confiando en lo que otros dicen sobre usted.
  • No olvide explicar los motivos de su solicitud presentando sus motivaciones para el puesto y la empresa. Y por supuesto hacer preguntas sobre la actividad, el mercado, el puesto, la retribución, el proceso de selección, qué se espera del futuro contratado, el tiempo de respuesta …
  • Los errores y escollos que hay que evitar absolutamente: no adoptes el comportamiento de tus interlocutores (efecto espejo), no cortes el piso y recuerda apagar tu portátil (o ponerlo en modo avión) antes de pasar por la entrevista.

Despues de la entrevista

  • Gracias a tu interlocutor por haberte recibido.
  • Envíe un correo electrónico después de la entrevista para reiterar su motivación y eventualmente enviar información adicional: referencias solicitadas durante la entrevista, copias de diplomas, etc.
  • Vuelva a iniciar su solicitud una vez que haya pasado el plazo normal para procesar las solicitudes (dos o tres semanas).

© Laura stock.adobe.com

Además

¿Traje casual para una entrevista?