Horas extraordinarias no declaradas y no pagadas, ¿qué hacer?

Vida empresarial Priscilla Gout | Publicado el 22/01/2015 – Actualizado el 05/02/2015

El empleador debe pagar las horas extraordinarias al final del mes. Si es necesario, se pueden recuperar. Sin embargo, este no es siempre el caso. Entonces, ¿cuáles son los remedios del empleado?

Horas extraordinarias no declaradas y no pagadas, ¿qué hacer?

El empleador puede “olvidarse” de pagar las horas extraordinarias pero también puede cuestionar la realidad de estas horas, o considerar que son parte de su carga de trabajo y no necesariamente tienen que ser pagadas o recuperadas.

¿Qué es una hora extra?

Las horas extraordinarias son todas las horas de trabajo efectivo realizadas más allá de la jornada legal de 35 horas o del tiempo considerado equivalente en determinadas profesiones (39 horas, etc.). Este recuento de horas extraordinarias se realiza generalmente semanalmente, excepto en el caso de disposiciones especiales. La negativa a trabajar horas extraordinarias puede dar lugar a sanciones disciplinarias que pueden llegar hasta el despido, excepto en el caso de una razón legítima que, sin embargo, será necesario demostrar.

¿Cómo solicitar el pago por horas?

Las empresas pueden optar por la recuperación de las horas extraordinarias en los días libres.

Si decide solicitar el pago de estas horas extraordinarias, debe enviar una carta certificada con acuse de recibo a su empleador con un recordatorio en su carta de la cantidad de horas extraordinarias trabajadas. También puede detallar la fecha de las horas trabajadas y las circunstancias y adjuntar documentos de respaldo a su carta como correos electrónicos, resúmenes de reloj, correos electrónicos profesionales enviados durante las horas extraordinarias, testimonios de colegas, etc.

¿Qué recursos internos en caso de negativa del empleador?

Si, a pesar de su solicitud, el empleador se niega a pagarle por sus horas, puede comunicarse con un representante del personal (DP), el sindicato de su empresa o la CHSCT, quienes decidirán si alertar o no a la Inspección de Trabajo. Estos organismos pueden establecer una mediación y brindarle apoyo “frente a” el empleador.

Justicia como último recurso

La negativa del empleador al pago de las horas extraordinarias, cuya existencia es indiscutible, es una falta de la que el trabajador puede tomar nota para rescindir el contrato de trabajo (“autodespedido”) y si se comprueba el daño, su renuncia el tribunal laboral será recalificado como despido improcedente. A continuación, puede reclamar una indemnización por los daños sufridos.

La falta de pago de las horas extraordinarias puede constituir un trabajo encubierto en el sentido delictivo sólo si se establece el carácter intencional del encubrimiento de las horas. Para obtener más detalles, busque el consejo de un abogado.