¿Es legal una cláusula de residencia en un contrato de trabajo?

El contrato de trabajo de Flavien Chantrel | Publicado el 21/03/2011 – Actualizado el 24/04/2017

La mención de una cláusula de residencia en un contrato de trabajo es generalmente ilegal, excepto en ciertos casos.

¿Es legal una cláusula de residencia en un contrato de trabajo?

En la mayoría de los casos, la cláusula de residencia incluida en un contrato de trabajo es una cláusula ilegal que los jueces pueden invalidar. De hecho, el domicilio es parte integrante de la vida privada del empleado y cada empleado es libre de elegir su domicilio.

Este principio de derecho está consagrado en el artículo L1121-1 del Código del Trabajo que establece que:
“Nadie puede imponer restricciones a los derechos de las personas y a las libertades individuales y colectivas que no estén justificadas por la naturaleza de la tarea a realizar o no sean proporcionadas al objetivo perseguido”.

De esta ley se desprende que la cláusula de residencia, para ser lícita, debe cumplir acumulativamente las dos condiciones siguientes:

  • La cláusula debe estar justificada por la naturaleza de las tareas encomendadas al empleado el empleador;
  • La cláusula no debe ser desproporcionada con el objetivo buscado.

Así, la sala de lo social del Tribunal de Casación declaró nula la cláusula de residencia insertada en el contrato de trabajo de los guardias de obra, mientras que pudieran realizar las tareas que se les encomiendan mientras vivan en el edificio ‘fuera de sus lugares de trabajo (Cour de cassation, 13 de abril de 2005, n ° 03-42.965).

En la misma línea, esta misma cámara social declaró ilegal la cláusula de residencia insertada en el contrato de trabajo de un abogado que lo obligaba a fijar su residencia en el lugar de establecimiento de la empresa empleadora en base a la única necesidad de un “buena integración del abogado en el entorno local”. (Cour de cassation, 12 de julio de 2005, n ° 04-13342).

No obstante, tal y como establece el artículo L1121-1 del citado código laboral, en determinadas situaciones concretas, la cláusula de residencia podrá insertarse válidamente en un contrato de trabajo. Este podría ser, por ejemplo, el caso de los bomberos titulares de un contrato de trabajo de derecho consuetudinario que, por la naturaleza de sus funciones, pueden verse obligados a intervenir rápidamente y en cualquier momento en caso de emergencia.

La sección “Derecho laboral” está a cargo de nuestro socio Droitissimo.com, un portal de referencia de información legal para el público en general.