El arte de terminar una carta de presentación

La carta de presentación | Publicado el 02/11/2020

¿Cómo concluir una carta de presentación? O el arte de conseguir que el reclutador se ponga en contacto con usted.

El arte de terminar una carta de presentación

Como un buen thriller o un ensayo de filosofía, la última frase de la carta de presentación es decisiva. De hecho, es ella quien marcará la pauta y dejará al lector con una buena nota, ¡o peor!

Pero, ¿cómo pides una entrevista? ¿Cómo escribir el saludo y cuáles son los errores que se deben evitar? Siga la guía.

Resumen:

  • La originalidad siempre vale la pena
  • Los errores que no (más) cometer
  • Estructurar bien la conclusión
      • Convocatoria de reunión
      • Fórmula de cortesía
      • Firma
  • El ejemplo de Leonardo da Vinci

¿Para qué es realmente la carta de presentación?

La originalidad siempre vale la pena

Como ya sabes, la originalidad es una de las claves para destacar como candidato. Ya sea para el eslogan, el corazón de la letra o para la última oración, siempre favorezca las oraciones que vienen de ti y solo de ti. La mayoría de las cartas de presentación no se leen con precisión porque se han visto y revisado durante décadas.

Con solo escribir sus propias fórmulas educadas y sus propias solicitudes de entrevista, muestra su singularidad y destacar.

Pero cuidado, quien dice original no significa necesariamente extravagante. El punto es mantener al destinatario en suspenso. Que quiere saber más de ti y por tanto contactarte.

Errores a evitar

La forma de escribir una carta de presentación ha evolucionado mucho a lo largo de los años. Aunque ella sigue siendo una ejercicio de escritura, ¡la carta de presentación ya no está aprisionada en su camisa de fuerza literaria! Las oraciones pomposas, exageradas y prefabricadas ya no tienen su lugar en su carta.

En todos los casos, evite formulaciones demasiado blandas como:

“Gracias por su atención a mi solicitud y espero haberlos convencido de mi motivación para unirme a ustedes. Esperando tener noticias suyas, por favor acepte, señora señor, la seguridad de mi más sincero saludo “.

O demasiado polvoriento del estilo:

“Quedo a su disposición para cualquier solicitud de entrevista individual y por favor acepte mis más respetuosos saludos”.

Y desterrar frases que delaten la falta de confianza en uno mismo:

“Con la esperanza de recibir comentarios de usted, quedo a su entera disposición para discutir cara a cara mis motivaciones para este puesto”.

Consejos: En todos los casos, evite expresiones vistas y revisadas, oraciones complicadas y el uso del condicional. Prefiera frases cortas, que vayan directamente al grano y favorezcan el presente.

Errores a evitar al terminar una carta de presentación

Estructurar bien la conclusión

La última parte de la carta de presentación consta de:

  • La solicitud de mantenimiento
  • Forma educada de decir
  • Y tu firma

5 errores que debes evitar en tu carta de presentación

Peticion de mantenimiento

Hay muchas formas de terminar una carta de presentación, pero el objetivo sigue siendo el mismo: despertar el interés del lector y terminar con una llamada a la acción. Puedes ejemplo:

  • Exponga una de sus ideas sobre la empresa (mejorar dicha función, optimizar dicha práctica, impulsar el tráfico del sitio web de tal manera …)

Me gustaría compartir contigo en persona mis ideas para optimizar tu referenciación natural en Google en un mínimo de tiempo e inversión.

  • Describe los resultados que obtuviste en tus experiencias anteriores, dando a entender que podrías hacer lo mismo en la empresa.

Estaría encantado de compartir con ustedes cómo dupliqué la facturación de mi empresa anterior. Por eso le sugiero que se reúna con nosotros para discutir con más detalle mis resultados y mis habilidades.

  • Demuestre que tiene mucha curiosidad por saber más

Consciente de que la oferta de trabajo por sí sola no refleja todas las misiones y actividades del puesto, me gustaría reunirme con usted para discutirlas con usted.

¡Depende de ti elegir el que más se adapte a ti, según tu experiencia, tu personalidad y lo que puedas aportar a la empresa!

Forma educada de decir

Como mencionamos anteriormente, las fórmulas educadas pueden parecer exageradas rápidamente. No exageres, quédate sencillo y cortés.

“Atentamente” o “saludos cordiales” estarán bien.

Sin embargo, tenga cuidado de no familiarizarse con frases como “saludos cordiales”, “saludos cordiales” o “placer”, que son más adecuadas para los correos electrónicos entre colegas.

La firma

Por último, no olvide firmar al final de su carta de presentación. Pero eso no es todo. Todavía puedes ganar puntos por agregando su número de teléfono bajo tu nombre y apellido o poniendo el enlace de tu red social profesional. ¡Al hacer esto, alienta al reclutador a que se comunique con usted por última vez!

John oates

06 70 07 30 XX

El ejemplo de Leonardo da Vinci

Hace más de cinco siglos, Leonardo da Vinci escribió una de las cartas de presentación más impactantes para ofrecer sus servicios como ingeniero al duque de Milán. Así es como lo terminó:

“Y si alguna de las cosas enumeradas anteriormente le parece imposible o impráctico, me ofrezco a probarlo en su parque o en cualquier otro lugar que le plazca a Vuestra Excelencia, al que me recomiendo con toda humildad”.

Aunque es mejor evitar enviar su carta a “Su Excelencia”, aquí está la lección que debe aprender: para animar al reclutador a que vuelva a contactarlo, nada mejor que ofrecerle un demostración de tus habilidades !

PD: no olvides leerlo de nuevo.

Jóvenes graduados: 10 consejos para escribir una carta de presentación

© Вадим Пастух / stock.adobe.com

© FractalPictures / stock.adobe.com