El arte de rechazar una oferta de trabajo en 7 puntos

La entrevista de trabajo | Publicado el 24/02/2020

La negativa no está reservada a los reclutadores. Los solicitantes también pueden tener que rechazar una oferta de trabajo. Y aunque no ha firmado ningún contrato, es una situación difícil de abordar. ¡Encuentra nuestros consejos sobre cómo rechazar una oferta de trabajo, sin perjuicio tuyo!

El arte de rechazar una oferta de trabajo en 7 puntos

Puede que tengas que rechazar una oferta porque el puesto no te conviene, la cultura de la empresa no te conviene, el salario no cumple con tus expectativas o has encontrado otro trabajo con condiciones laborales más atractivas… Puede haber muchas razones, pero tú Debes respetar ciertos puntos para no ofender al reclutador y dejar una buena imagen de ti.

1. Notificar de inmediato al reclutador.

Una vez que haya tomado la decisión de rechazar la oferta, no se demore en comunicárselo al reclutador. No lo “fantasma” ni posponga la fecha límite, para que pueda avanzar por su cuenta y comenzar el proceso de reclutamiento con otros candidatos.

2. Favorecer la llamada al correo electrónico

Enviar un correo electrónico para presentar su rechazo es menos vergonzoso, pero puede ser mal visto, especialmente si ha estado en una entrevista antes. Anímese y llame directamente a la persona que examinó su solicitud (el director de contratación o el DRH). Así demuestra su profesionalidad.

3. Muestra gratitud

El reclutador te eligió a ti en lugar de otro candidato, apostó por tu perfil. Tenga esto en cuenta y agradézcales el tiempo que dedicaron a revisar su solicitud y a entrevistarlo.

4. Comentarios positivos

Para que el gerente de contratación no sienta que ha perdido totalmente el tiempo contigo, comparte tus impresiones positivas sobre la empresa y el proceso de contratación. El objetivo no es halagar tu ego, sino aportar una crítica positiva y constructiva.

5. Honestidad por encima de todo

Explique de forma transparente las razones por las que rechaza la oferta de trabajo. Siempre que sea honesto, la píldora es mucho más fácil de digerir. Si se trata de una cuestión de conveniencia (el negocio está demasiado lejos de su hogar), la cultura de la empresa o el salario, y no es ofensivo en sus palabras, el reclutador no puede culparlo. También sienta empatía, señalando que es consciente de la complicación que puede causar su negativa.

6. Mantente en contacto

Las razones de su rechazo pueden estar relacionadas con el puesto en sí, pero si le gusta la empresa, no hay ninguna razón por la que no deba volver a postularse más tarde. En ese caso, deslice una oración al reclutador para enfatizar su deseo de mantenerse en contacto, en caso de que se presente una oportunidad futura.

Además, es posible que deba volver a verlo en otras circunstancias, de ahí la necesidad de dejar una buena impresión y mantener una buena relación.

7. Recomendar a alguien

Si conoce a alguien que pueda estar interesado en el puesto que está rechazando, avísele al reclutador. Esto les evita tener que volver a iniciar el proceso de abastecimiento, que es una forma de “ponerse al día” con usted por haberles fallado.

(GettyImages / Millann)