¿Cuáles serán las principales habilidades y habilidades sociales que buscarán las empresas al final de la pandemia?

¿Cuáles serán las principales habilidades y habilidades sociales que buscarán las empresas al final de la pandemia?

¿Cómo cambiará el escenario de empleo pospandémico? ¿Qué habilidades serán las más buscadas por empresas y reclutadores? Éstas y muchas otras son las preguntas que se apoderan de las mentes de muchas personas que actualmente están en despido o que han perdido sus trabajos y quieren volver al juego lo antes posible. Así que veamos juntos cuánto ha cambiado la pandemia el mundo laboral y las habilidades que requieren las empresas de profesionales.

Cómo la pandemia ha transformado la forma de trabajar de las personas

No cabe duda de que la pandemia ha facilitado y favorecido el advenimiento de lo digital en todas sus facetas, no solo el trabajo se ha vuelto ágil y en ocasiones más productivo (al alentar trabajo inteligente) pero ahora también ha cambiado la forma de seleccionar al personal y se está produciendo online: ¡más interacción a través de plataformas y cada vez menos entrevistas tradicionales! Así, el advenimiento de la pandemia ha sancionado el fin de la vieja realidad empresarial, necesariamente ligada al escritorio de la propia oficina, y ha iniciado un nuevo proceso que inevitablemente conducirá a un cambio en las relaciones profesionales.

En vista de las realidades comerciales que cambian rápidamente, las habilidades requeridas de los candidatos también cambiarán en comparación con el pasado: conocimiento de digital, creatividad, las habilidades para manejar el estrés y las excelentes habilidades organizativas son solo algunas de las habilidades sociales que buscan las empresas que deciden contratar personal al final de la pandemia.

Trabajo y post pandemia: las 5 habilidades sociales más solicitadas

Específicamente, son 5 las principales habilidades sociales que los candidatos tendrán que demostrar que lo han hecho para sobrevivir a las nuevas realidades comerciales que están surgiendo.

Habilidades digitales

Una de las habilidades que las empresas buscarán en futuros candidatos será sin duda habilidades digitales. Dado el empujón que ha dado la pandemia en este sentido, las empresas también se están adaptando e invirtiendo en lo digital por lo que es imposible estar desprevenido desde un punto de vista tecnológico, y sobre todo en el uso de redes y plataformas sociales para organizar reuniones y llamada.

Flexibilidad y adaptabilidad

Otra característica solicitada será la flexibilidad y capacidad de adaptación a las circunstancias que ocurren. Hoy en día no hay un lugar físico fijo para trabajar: hoy trabajas desde casa, mañana en la oficina y quién sabe pasado mañana. ¡Incluso se han creado países para trabajadores inteligentes, que animan a la población digital a ir a vivir allí! Es fundamental tener la mente abierta a las novedades y sobre todo un deseo constante de estar al día.

Autonomía y precisión

Entre las habilidades más buscadas habrá autonomía y precisión. Los futuros trabajadores deberán poder lograr los objetivos asignados por la empresa de forma precisa y precisa, sin la supervisión constante de su empleador o gerente. La atención al detalle y la precisión son solo dos de las características fundamentales para una buena consecución del resultado final.

Habilidades organizativas

Otra característica solicitada será la capacidad para organizar y planificar el trabajo. De cara al trabajo inteligente, es fundamental que los futuros trabajadores reconozcan las prioridades a cumplir entre los objetivos asignados por la empresa, teniendo en cuenta el tiempo disponible para completar la consecución del objetivo.

Resistencia al estrés y resolución de problemas

Finalmente, una buena dosis de resistencia al estrés es habilidades para resolver problemas. En particular, este último es la traducción literal de: resolución de problemas y pone de manifiesto hasta qué punto una figura profesional es capaz de solucionar determinadas situaciones que puedan surgir. Los trabajadores del futuro deberán demostrar que son resilientes y pueden adaptarse a cualquier situación.