Contrato de generación: ¿cómo funciona?

Contrato de trabajo Flavien Chantrel | Publicado el 07/09/2012 – Actualizado el 17/11/2015

Para frenar el desempleo, el ministro de Trabajo, Michel Sapin, dio a conocer la semana pasada la nueva medida del gobierno: los contratos de generación. Adoptarán la forma de ayudas económicas destinadas a empresas con menos de 300 empleados.

Contrato de generación: ¿cómo funciona?

¿Cómo conciliar la integración de los jóvenes al mercado laboral sin empujar a las personas mayores a la puerta? Para François Hollande y su equipo de gobierno, la respuesta prometida durante la campaña presidencial se llama contrato de generación. Debería permitir combinar la contratación de jóvenes de 16 a 25 años con el mantenimiento de los mayores de 57 en el empleo.

Ayudas indexadas al tamaño de las empresas
Concretamente, los contratos de generación vendrán en dos formas. Las empresas con menos de 300 empleados, o el 66% de los puestos de trabajo según el Ministerio de Trabajo, tendrán acceso a un contrato individual. A continuación, recibirán dos ayudas a tanto alzado de 2000 euros anuales durante 3 años para el joven y hasta la jubilación para el mayor. Esta ayuda se sumará a las reducciones ya existentes por bajos salarios. “Para empresas muy pequeñas, un método especial que permite celebrar un contrato de generación en presencia de un gerente senior de la empresa y un empleado joven con contrato indefinido” se planificó, también especifica el documento presentado al ministerio.

Para las empresas con más de 300 empleados, el contrato de generación se concretará en un convenio colectivo que se negociará en cada empresa. En ausencia de negociaciones, las empresas serán penalizadas. Una vez concluido el convenio, este último sustituirá a los planes senior obligatorios desde 2009. En cualquier caso, las grandes empresas no recibirán ninguna ayuda del gobierno, pero si no firman ningún convenio corren el riesgo de perder parte de los relevos. Contribuciones sobre salarios bajos.

El objetivo declarado por el gobierno es lograr 500.000 contratos firmados en el plazo de cinco años. El coste de esta medida se estima entre 2 000 y 3 000 millones de euros al año. Aún en proyecto de ley, el dispositivo se debatirá en el Parlamento a principios de 2013.