¿Cómo integrarse bien en su nuevo trabajo?

Su contrato está firmado. Pero aún no está todo decidido. Todavía tiene que ser aceptado en la empresa ahora. Catherine Berliet, entrenadora y coautora de Daily Manager, ofrece recetas sencillas para lograrlo.

“Una buena integración significa comprender los retos de la nueva sociedad a la que estás llegando y saber adaptarse a ellos. En mi opinión, para triunfar es fundamental respetar tres etapas. La primera es prepararte bien para tu futuro laboral Para ello, debes releer en detalle la descripción de tu puesto y conocer con mucha precisión tus parámetros de actuación. El segundo paso es realizar un FODA, acrónimo derivado del inglés para Fortalezas (fortalezas), Debilidades (debilidades), Oportunidades y Amenazas Esta herramienta te ayudará a pensar y te permitirá formalizar por escrito los puntos necesarios para estar rápidamente operativo, a saber: tus fortalezas, tus dificultades, pero también los elementos externos que te puedan ayudar o amenazar.

El tercer punto es acercarse y pensar en lo que yo llamo los “Tótems y Tabúes”. Se trata de todo el aspecto cultural de la empresa, sus valores, su génesis. Te sugiero que estudies el código de vestimenta actual, la forma en que las personas se hablan y cómo trabajan internamente, etc. Durante esta fase de integración en sí, también podrá recopilar la mayor cantidad de información posible sobre la empresa: el organigrama, por supuesto, pero también los nombres de sus compañeros. También sugiero que se acerque a otros y no se limite al departamento en el que trabaja. Por último, te aconsejo que provoques muy rápidamente, un cara a cara con tu superior jerárquico, para definir una metodología común y aclarar tu perímetro funcional y las misiones de cada uno. Sobre todo, no olvides que durante tus primeros días serán juzgados tus nuevos colaboradores. Así que sé comprensivo y abierto, sin presentarte de manera arrogante “.