Cómo gestionar las emociones negativas en la búsqueda de empleo

Cómo gestionar las emociones negativas en la búsqueda de empleo

La búsqueda de empleo es un proceso marcado por días en los que recibes retroalimentación sobre tus postulaciones, tienes entrevistas planificadas, recolectas información valiosa. En otros días hay silencio e inactividad, has enviado muchas solicitudes pero no tienes respuesta, el cuidado de tu Personal Branding en las redes sociales no tiene efecto, no sabes qué más hacer. Todo esto te lleva a pensar, a veces, que puedes hacerlo, otras veces al contrario. La consecuencia es experimentar, durante la búsqueda de empleo, alternancia de emociones positivas y negativas, así como las expectativas y la autoestima sufren fluctuaciones incluso en poco tiempo. Cómo funciona este proceso y qué estrategias utilizar para manejar mejor las emociones negativas vivido en la busqueda de trabajo? Hablamos de ello en este artículo.

Cómo las emociones afectan la posibilidad de encontrar trabajo

Nuestros pensamientos no están determinados por las situaciones en sí mismas, sino por la forma en que las interpretamos. La interpretación es un proceso que da sentido a la experiencia. y que le permite seleccionar, de la amplia gama de eventos, los más importantes para este propósito. Con la repetición de determinadas experiencias, las interpretaciones se estructuran en creencias sobre uno mismo, los demás y expectativas sobre el futuro. Cuando en el proceso de búsqueda de empleo te topas con repetidas experiencias negativas o infructuosas, acabas convencido de que encontrar trabajo es algo difícil, atribuyendo las causas a factores externos o internos.

acecho

En el primer caso, convicciones maduras como “hay demasiada competencia; son los recomendados los que continúan; Siempre me encuentro con reclutadores que no me evalúan adecuadamente“. En el segundo caso, algunas creencias pueden ser “si no puedo es porque no soy apto para el mercado laboral; otros son mejores que yo; Me equivoqué en mi formación / trayectoria profesional“.

Estas creencias tienen dos características principales:

  • no se basan en datos objetivos: ¿Conoce realmente la competencia para un puesto específico que solicitó? ¿Qué herramientas de medición has usado para decir que otros son mejores que tú?
  • derivan de algunas experiencias: eventos que le sucedieron a usted y seleccionados para ser los únicos datos utilizados para juzgar lo que le está sucediendo.

El círculo pensamiento-emoción-comportamiento

¿Qué pasa cuando estás convencido de que tu búsqueda de trabajo es una actividad inútil? Las etapas de este proceso mental son las siguientes:

  1. cuando culpas al mundo exterior (empresas, reclutadores, competidores) experimentas una sensación de impotencia; si se culpa a sí mismo, experimenta una sensación de fracaso;
  2. en ambos casos, terminarás sintiendo emociones negativas: enfado, frustración, culpa, tristeza, en ocasiones hasta el punto de sentirte deprimido;
  3. estas emociones afectan sus acciones de búsqueda de empleo. Simplemente envía un plan de estudios escrito hace meses, si no hace años, casi automáticamente porque no duele tanto intentarlo;
  4. la desorganización y la confusión en su estrategia de búsqueda reduce aún más la probabilidad de encontrar trabajo;
  5. el hecho de no lograr el objetivo, a su vez, solo confirma sus convicciones (ya lo suficientemente estructuradas) de que encontrar un trabajo es algo difícil;
  6. las creencias, a su vez, alimentarán aún más las emociones negativas experimentadas.

Esto crea una círculo vicioso entre pensamientos, emociones y comportamientos lo que afecta su proceso de búsqueda de trabajo, aumentando la probabilidad de no poder encontrar trabajo.

Estrategias para manejar eficazmente las emociones negativas

Para interrumpir el círculo vicioso pensamiento-emoción-comportamiento es necesaria una correcta gestión del proceso de búsqueda de empleo, gracias a la cual se puede actuar sobre el sentido de autoeficacia y, en consecuencia, evitar las emociones negativas o al menos minimizarlas. . La autoeficacia es la creencia de que puede realizar con éxito comportamientos específicos de búsqueda de empleo. con el fin de obtener la ocupación deseada. Entonces, vemos a continuación siete estrategias a implementar para gestionar mejor la búsqueda de empleo.

Explore las posibilidades

El primer paso es partir de una recopilación de información que le permita comprender cómo avanzar en la actividad de investigación posterior. Por ejemplo, informarle sobre la situación laboral en el área geográfica de interés; estudiar las características de los anuncios de empleo y el perfil de las personas que ya ocupan este puesto; aprenda a redactar un buen currículum y una entrevista. La falta de dicha información permite dedicar más tiempo a la búsqueda de empleo, además de ser confuso, donde cada aplicación es un fin en sí mismo y no se integra en una estrategia más estructurada.

Conocete a ti mismo

Me refiero a un análisis de uno mismo que lleva a una plena conciencia de los intereses reales, la motivación, la utilidad de las experiencias pasadas, las habilidades a valorar, los puntos críticos a trabajar. La autoconciencia fomenta una comprensión clara de lo que quieres hacer a corto, medio y largo plazo, evitando perder el tiempo en cosas que realmente no te interesan. Además, aumenta la confianza en sus habilidades de investigación y en las herramientas personales que se implementarán.

Usa varios recursos

La búsqueda de empleo debe ser un proceso activo que no se base únicamente en la solicitud de publicidad online. Hay muchos recursos que pueden explotarse, como enviar auto nominaciones, participar en seminarios web y jornadas profesionales, establecer contactos, ponerse en contacto con consultores profesionales, leer en los sitios web de la empresa. Tener y saber explotar diferentes recursos mejora el sentido de autoeficacia.

Centrarse en la formación

La formación (tanto formal como no formal), no solo le permite mejorar sus habilidades o adquirir nuevas, sino que puede ayudar a aclarar el tipo de trabajo que desea realizar y cuáles son las oportunidades de empleo. La formación, contribuyendo a la mejora de su perfil formación-profesional, aumenta la confianza en la búsqueda de trabajo gracias a las nuevas competencias adquiridas. Concentrarse en un análisis de sus necesidades de formación (en este sentido, el consejo de un consejero también puede ayudarte) y elegir un camino que favorezca la construcción de un perfil más completo y que integre tus intereses con lo que actualmente es más atractivo para el mercado laboral.

Centrarse en el proceso

En lugar de centrarse únicamente en el resultado final, posponiendo la gratificación exclusivamente hasta ese momento, también valora las pequeñas ganancias del proceso de búsqueda de empleo. ¿Tuviste alguna entrevista? ¿Se aprecia tu contenido en las redes sociales? ¿El intercambio de opiniones le permitió mejorar sus estrategias de búsqueda? Aprecie haber alcanzado estos pequeños hitos en su viaje hacia la línea de meta.

Normaliza la experiencia

Gastar tanta energía y tiempo para poder encontrar trabajo es ciertamente difícil y, como hemos dicho, está marcado por una mezcla de diferentes emociones. Sin embargo, reconozca que esos sentimientos son normales y forman parte del proceso en sí. Esta es una fase temporal que no debe vivirse como un reflejo de sus habilidades y como una forma de emitir un juicio general sobre usted mismo.

Ignore la falta de respuesta y maneje el rechazo

¿Con qué frecuencia quiere entender el hecho de no recibir comentarios sobre sus aplicaciones al hacer suposiciones sobre por qué? Tales conjeturas son un desperdicio de recursos mentales que no hacen más que alimentar creencias negativas infundadas y emociones enojadas. Más bien, continúe con su proceso de investigación y deje de lado las solicitudes fallidas.

Dar mucho peso a una mala entrevista y vivirla como un fracaso personal también es una mala interpretación de tu experiencia. Re-elabora el evento cambiando el tamaño del pensamiento de errores cometidos durante la entrevista, piense en lo que podría haber hecho para mejorar e identifique los puntos críticos para mejorar.

Conclusiones

Las dificultades para encontrar trabajo pueden generar emociones negativas que afecten el proceso de búsqueda de trabajo. La adopción de las estrategias descritas anteriormente puede ayudar a desarrollar un sentido de autoeficacia que fomente el manejo óptimo de esas emociones y el proceso de investigación. Estas estrategias actúan en tres niveles principales: cognitivo, emocional y conductual.

Comparte este buen contenido