Cómo explotar el principio de Pareto en la búsqueda activa de empleo

Cómo aplicar el principio de Pareto en la búsqueda activa de empleo

Cuando busca un nuevo trabajo, a menudo se da cuenta de que cientos de personas han solicitado ese mismo puesto. En un contexto donde existe una fuerte competencia por un puesto de trabajo, es fundamental poder aprovechar una búsqueda de empleo activa que te permita alcanzar la meta sin una pérdida ineficaz de tiempo y recursos. Para optimizar el proceso de búsqueda activa de empleo, el Principio de Pareto (también conocido como Ley 80/20) puede ayudarlo.

¿Qué es el Principio de Pareto y cuál es su utilidad?

encontrar trabajo cuando esté desempleado

En 1897 Vilfredo Pareto, economista, ingeniero y sociólogo, realizó una investigación sobre la subdivisión del patrimonio popular en Italia, y encontró que solo el 20% de la población poseía el 80% de la riqueza. Era este segmento de la población en el que el gobierno tenía que centrarse. Este resultado inspiró el llamado Principio de Pareto (también conocido como Ley 80/20), una regla estadístico-empírica según que empleando solo el 20% de una determinada acción, puede obtener el 80% de los resultados.

La Ley 80/20 se refleja en muchos sectores. Por ejemplo, se encontró que:

La ley de Pareto también se confirma en las actividades de la vida diaria: a menudo, solo el 20% de lo que haces determina el 80% de los efectos. Piense, por ejemplo, en la cantidad de aplicaciones que usa en comparación con las instaladas en su teléfono inteligente; la ropa que usas habitualmente frente a la que guardas en el armario; la cantidad de personas con las que pasa el rato en comparación con las que conoce.

Evidentemente este principio no es una regla matemática cuyos valores deben entenderse en la proporción precisa 80-20, sino en términos aproximados (la proporción también podría ser 70-30, 90-10 o 75-25). El punto principal es lo que prueba la regla, que es que la mayoría de los efectos obtenidos provienen de un número limitado de causas. De este Principio se desprende que es posible planificar conscientemente comportamientos específicos para obtener ciertos resultados.

Por qué aprovechar el Principio de Pareto en la búsqueda de trabajo

Se sabe que para muchos candidatos buscar empleo significa principalmente hacer dos cosas: dedicar, en la fase inicial, unas horas a la redacción del plan de estudios; posteriormente utilice este plan de estudios (¡siempre el mismo!) para aplicar a tantos anuncios como sea posible que se encuentren en línea. Sin embargo, este compromiso de tiempo y energía tiene el resultado frecuente de obtener solo un par de entrevistas o ninguna. De hecho, estás dedicando (más o menos) el 80% de tus esfuerzos a obtener el 20% de los resultados esperados. Si este es el caso, está claro que necesitas cambiar el tuyo Estrategia de búsqueda.

Cómo utilizar el principio de Pareto

Según la Ley de Pareto, solo el 20% de sus acciones dirigidas a la búsqueda activa de trabajo le reportarán el 80% del retorno. Debes, por tanto, encontrar ese 20% de acciones útiles para obtener resultados y en el que invertir una mayor parte de tu tiempo. ¿Cómo hacer? Primero, ubique el estrategia más adecuada, requiere un tiempo que necesitará para monitorear las acciones tomadas, evaluar los resultados obtenidos y redefinir las actividades prioritarias.

Comience con múltiples acciones

Es mejor no comenzar por dedicar todo el tiempo disponible en el único esfuerzo de solicitar anuncios en línea. Buscar trabajo, de hecho, requiere varias acciones, todas para ser probadas. Ejemplos de actividades son:

Planificar y realizar un seguimiento

Para planificar, hacer un seguimiento de tus actividades y los resultados que conllevan, es útil construir una hoja de Excel en la que resumir todo. Por ejemplo:

Lista de actividades programadas:

  • 18 de febrero: enviar auto-candidaturas a las empresas X, Y, Z
  • 19 de febrero: seminario web sobre búsqueda activa de empleo

Lista de actividades realizadas:

  • Aplicación: Empresa; Ciudad; Canal (por ejemplo, Indeed; Linkedin); Fecha; Estado candidato
  • contactar a RRHH en Linkedin [nome; azienda; sede]

Seguimiento de tiempos y resultados

Tienes que controlar el tiempo que dedicas a las actividades individuales y los resultados obtenidos, para entender cuál de ellas permite un mayor rendimiento. Si, por ejemplo, contactar a los reclutadores en Linkedin te ha permitido conseguir entrevistas en comparación con postularte en los sitios web de la empresa, significará que tendrás que reprogramar las actividades, dedicando más tiempo a gestionar las relaciones con RRHH en las redes sociales.

El principio de Pareto aplicado a acciones individuales

Para aumentar las posibilidades de obtener el trabajo deseado, es útil aprovechar la ley 80/20 también para acciones individuales, como candidatura a anuncios, redacción de CV y ​​carta de motivación, entrevista de trabajo.

  • Anuncios de empleo: en lugar de apuntar a la cantidad de anuncios a los que aplicar, céntrese en la calidad de la aplicación. De nada sirve suscribirse a decenas de aplicaciones si no se cumplen los requisitos indicados. Por el contrario, seleccione el 20% de los anuncios que tengan una buena coincidencia entre los requisitos requeridos y poseídos. Adaptar, cada vez, el CV y ​​la carta de motivación a lo solicitado en la convocatoria.
  • Curriculum Vitae y carta motivacional: el primer 20% del plan de estudios (la parte superior) debe tener un “impacto” en el reclutador y motivarlo a seguir leyendo el 80% restante del documento. Explique en las primeras líneas las habilidades más importantes y lo que podría hacer por la empresa que está solicitando, proporcionando detalles, cifras o ejemplos concretos. De unas pocas líneas debe surgir cuál es su propuesta de valor y cómo puede ser útil para el empleador. Lo mismo ocurre con la carta de presentación: capte el interés del reclutador en las primeras líneas explicando brevemente las razones por las que puede ser el candidato adecuado.
  • Coentrevista de trabajo: La preparación para la entrevista de trabajo es una parte que no debe descuidarse. A menudo, durante una entrevista, el primer 20% de la entrevista está bajo el control del candidato, a quien se le da un par de minutos para hablar sobre sí mismo. Es en esta fase introductoria que tienes que decirte a ti mismo de forma clara y concisa, centrándote en tus principales experiencias y habilidades. El enfoque es siempre el mismo: entender el valor añadido que puedes aportar a la empresa si te contratan.

Conclusión

Buscar trabajo no significa dedicar mucho tiempo a actividades “no específicas”. Es importante construir de manera consistente una estrategia de investigación y priorizar las acciones tomadas. La conciencia, en tu proceso de búsqueda de empleo, de lo que es útil y lo que no, puede permitirte optimizar tiempo y recursos, orientándolos hacia el resultado esperado.