¿Cómo escribir correctamente una solicitud espontánea?

La aplicación espontánea de Guirec Gombert | Publicado el 15/02/2017 – Actualizado el 22/01/2018

Tanto si eres un joven graduado como si ya estás en un puesto, la solicitud espontánea debe reflejar una motivación particular para la empresa objetivo, explica Marc Lebourg, director del gabinete de EHC.

¿Cómo escribir correctamente una solicitud espontánea?

Hay dos tipos de aplicación espontánea, dependiendo de si eres principiante o experimentado. El primero debe subrayar en su carta que la empresa le interesa por su posicionamiento en un mercado específico y que quiere iniciar su carrera allí. Es necesario aspirar a un puesto relacionado con su formación inicial. Las personas que ya están en el lugar deben demostrar que son expertas en el mercado en cuestión. El candidato justificará su carta explicando que conoce la empresa desde hace muchos años y que hoy, a partir de sus experiencias pasadas, desea aportar sus diversas competencias adquiridas.

Apostar en las redes sociales

Si el candidato desea cambiar de trabajo y sector de actividad, deberá confiar en sus experiencias personales. Por ejemplo, el presidente de una asociación de enología subrayará entonces su pasión por los vinos. En todos los casos, el candidato debe encontrar un eslogan que demuestre su proximidad a la empresa. También es necesario apuntar a una función específica. Por último, al enviar la carta, no dude en “duplicar”. Una primera carta al departamento de Recursos Humanos, una segunda al director del departamento en el que quieres trabajar. Al confiar en las redes sociales, los candidatos también pueden encontrar directamente el nombre de la persona a contactar para una aplicación más específica o preguntar a los empleados sobre las posibilidades de reclutamiento futuras o actuales en la empresa.

> Vea nuestro archivo sobre Aplicación espontánea