Búsqueda de empleo: 10 errores en las redes sociales que no debes cometer

Organice su búsqueda de empleo Thomas Coëffé | Publicado el 28/01/2015 – Actualizado el 17/11/2015

En muchas industrias, los reclutadores están acostumbrados a escudriñar la presencia digital de las personas que solicitan vacantes en sus empresas. Son necesarias algunas precauciones para maximizar su empleabilidad. Aquí hay 5 errores que debe evitar para poner las probabilidades a su favor.

Búsqueda de empleo: 10 errores en las redes sociales que no debes cometer

1. Un perfil mal configurado

La primera impresión es muy importante. Si un reclutador tiene problemas para encontrar contenido que sea relevante para usted en Internet y las presencias en la web no son atractivas, no está poniendo las probabilidades a su favor. Comience a configurar sus cuentas en las redes sociales y preste especial atención a los elementos visibles primero (apellido, nombre, foto, contenido anclado, etc.). También recuerde crear un vínculo entre sus diferentes perfiles.

2. Una presencia abandonada

Una vez que sus cuentas estén en su lugar, deben financiarse con regularidad. Evite las cuentas fantasma y prefiera, incluso si eso significa elegir, pocas cuentas pero presencias bien financiadas. ¡La calidad es siempre más valiosa que la cantidad!

3. Un perfil automatizado

En “red social”, hay red. Pero también hay “social”. Si bien existen muchas herramientas para automatizar el intercambio de contenido en las redes sociales (IFTTT, Zapier, Twitterfeed, etc.), deben usarse con moderación. Lo mismo ocurre con las herramientas que “permiten” el seguimiento masivo de otros usuarios de Internet, rara vez es una buena idea.

4. Contenido egocéntrico

Una vez más: en la red social, hay social. Habla de ti mismo o de tus planes profesionales de vez en cuando, pero no te mantengas centrado en ti mismo. Considere la posibilidad de diversificar su contenido compartiendo noticias de otras personas. No dudes en conversar directamente según las posibilidades que ofrece cada red social y compartir contenidos que den credibilidad a tu pericia profesional.

5. Contenido inapropiado

Dependiendo de su configuración de privacidad, es posible que extraños puedan acceder a su contenido. Y estos extraños pueden ser reclutadores. Así que recuerde no compartir contenido inapropiado como sus fotos de la noche. Y no imagines ni por un segundo que la configuración de privacidad te protege al 100%: incluso si tus cuentas están bloqueadas y solo tus amigos tienen acceso a ellas, ellos a su vez pueden compartir lo que has subido y subir tu identidad digital en peligro.

6. Reactividad demasiado baja

Cuando publica una marca en las redes sociales, espera una respuesta rápida, especialmente cuando se trata de una plataforma donde el tiempo real es la norma (Twitter …). Cuando un reclutador se pone en contacto con usted de esta manera, espera la misma capacidad de respuesta. ¡Piénsalo!

7. Familiaridad sistemática

Si las redes sociales facilitan los contactos, no debes olvidar mantener cierta distancia en determinados casos … especialmente cuando contactas con un reclutador. Evita invitar a un reclutador como amigo en Facebook para animarlo a aceptar tu solicitud, que podría estar mal vista … y espera a que hable contigo antes de hacer lo mismo.

8. Contacto inapropiado

En algunas redes sociales, los contactos son públicos. Esto significa que cualquiera puede averiguar con quién está conectado. En particular, evita dar me gusta públicamente a la página de Facebook “El año ha pasado demasiado rápido, no he tenido tiempo de trabajar …” y ten cuidado con las personas a las que sigues en Twitter.

9. Una ortografía cuestionable

Puede parecer obvio, pero todavía vemos demasiado contenido mal escrito en las redes sociales. Así que recuerda cuidar la ortografía, sintaxis, puntuación y acentuación de tu escritura en las redes sociales, como lo harías en una carta de presentación. Una comprensión deficiente de las reglas de ortografía puede desanimar rápidamente a un reclutador.

10. Comparta información confidencial

Al querer hacer demasiado en las redes sociales, a veces podemos ir demasiado lejos: compartir el plan de comunicación de la empresa, el margen hecho en ciertos productos, información valiosa (pero confidencial) sobre un nuevo producto en desarrollo … Preste atención a este contenido y una vez más, no te escondas detrás de las configuraciones de privacidad: nunca te protegerán al 100%, la precaución es tu mejor aliado.

> Para ir más allá: 5 pasos para trabajar en su visibilidad online.