Alcohol en el trabajo: lo que necesita saber

Vida de la empresa Flavien Chantrel | Publicado el 03/07/2014 – Actualizado el 17/11/2015

¿Podemos beber en la oficina? ¿Cuál es el riesgo de un empleado ebrio en el lugar de trabajo? ¿Tiene la empresa derecho a despedir a un empleado ebrio? Elementos de respuesta.

Alcohol en el trabajo: lo que necesita saber

¿Puede una empresa prohibir el alcohol en la oficina?

Un decreto reciente ahora autoriza a las empresas a prohibir todo el alcohol en el trabajo siempre que así lo estipule el reglamento interno. Hasta ahora, podían prohibir el consumo de alcohol a excepción de vino, cerveza, sidra y perada. Estos alcoholes ahora pueden prohibirse totalmente dentro de la empresa.

¿Qué puede hacer una empresa con un empleado alcohólico?

Si no hay consecuencias para la empresa, este comportamiento entra dentro de la vida privada del empleado. No obstante, se le puede recomendar que consulte a un médico del trabajo, que está obligado por el secreto profesional.

¿Cómo reaccionar si un empleado está borracho en el trabajo?

El empleador no debe permitir el acceso a la empresa a un empleado ebrio. Este último no puede volver a su puesto de trabajo y antes de volver a descansar en casa tendrá que esperar hasta que esté completamente sobrio.

¿Qué pasa si un empleado se va con su vehículo personal?

Como la responsabilidad del empleador puede estar comprometida en caso de accidente, es preferible acompañar o hacer regresar al empleado ebrio. En cualquier caso, no debería dejarse ir solo. Tanto más cuanto que se puede comprometer la responsabilidad del empleado y del empleador. En este caso, las penas pueden ser especialmente elevadas: hasta 75.000 euros de multa y 5 años de prisión en caso de homicidio involuntario tras un accidente de tráfico, por ejemplo.

¿Está permitido usar un alcoholímetro?

Este recurso está muy estrictamente regulado: es necesario por un lado que la normativa interna lo prevea y por otro que las funciones del empleado lo justifiquen (manipulación de máquinas, productos peligrosos, etc.). Finalmente, el empleado debe tener la posibilidad de impugnar la prueba del alcoholímetro u otra prueba o segunda opinión. Si resulta que el empleado es positivo, está sujeto a medidas disciplinarias.

¿Puede el alcohol ser motivo de despido?

Sí y no … Depende de las circunstancias, de la normativa interna, de la tolerancia del empresario y del juez así como de si el incidente es aislado o no. En 2011, por ejemplo, el Tribunal de Casación emitió su dictamen sobre un empleado despedido tras haber consumido moderadamente alcohol en el contexto de una bebida organizada sin la autorización del empleador. Los jueces consideraron que no hubo falta, no habiéndose demostrado estado de intoxicación en 10 años de servicio.

¿Podemos decir todo borracho en el trabajo? Es bien conocido: el alcohol desinhibe. Sin embargo, tenga cuidado de no hablar demasiado. Si un empleado hace comentarios críticos sobre sus superiores y va más allá del alcance de la libertad de expresión, el empleador puede considerarlo una falta. Simple o serio, depende de él juzgar.

¿Cómo reaccionar ante un colega demasiado emprendedor?

Puede suceder que un empleado borracho intente acercarse al sexo opuesto. Aquí nuevamente, debes saber cómo mantenerte moderado. Ante un comportamiento indecente, el colega puede entonces presentar una denuncia ante sus superiores, acudir al tribunal laboral o incluso presentar una denuncia ante los tribunales por acoso. En este caso, solo el testimonio de los compañeros presentes podrá exonerar al acusado.