5 errores que debes evitar en tu carta de presentación

La carta de presentación | Publicado el 15/07/2020

¡No le des la espalda a las cartas de presentación! Cuando llegue el momento de decidir entre dos candidatos, este puede ayudarte a destacar entre la multitud. Pero, ¿cuáles son los errores que se deben evitar al escribirlo?

5 errores que debes evitar en tu carta de presentación

Sea cual sea su nivel de experiencia y el campo en el que esté trabajando, la carta de presentación es un documento imprescindible. Además de expresar tu deseo de formar parte de la empresa, te permite dar una visión general de tu personalidad, presentar tus habilidades sociales y explicar con más detalle tu carrera y tu proyecto profesional. En esto, es una gran herramienta para distinguirte de otros candidatos y afirmar tu singularidad.

1. Habla solo de ti y de tus necesidades

Este es un error común. Al comenzar a escribir cartas de presentación, muchos solicitantes se enfocan en lo que quieren, no en lo que busca la empresa.

¡No caigas en esta trampa! En lugar de hablar sobre sus objetivos, especifique cómo puede alcanzar los del reclutador. En otras palabras, no digas lo que quieres que te traiga la empresa, sino lo que puedes aportar a la empresa.

Obviamente vas a hablar de ti mismo, de tu proyecto profesional, de tu experiencia y de tus habilidades, pero estos elementos deben sustentar un argumento más amplio: cómo puedes satisfacer las necesidades encontradas por la empresa.

Jóvenes graduados: 10 consejos para escribir una carta de presentación

2. Afirmar habilidades sin demostrarlas

Todo lo que diga en su CV y ​​carta de presentación debe ser tangible, concreto. Evite mencionar habilidades o rasgos de personalidad sin apoyarlos con ejemplos. ¿Quiere resaltar el hecho de que es resistente al estrés? Especifique una situación en la que tuvo que estar tranquilo.

¿Eres una persona persuasiva? Mismo discurso, ilustrelo con un ejemplo de su experiencia profesional o personal.

Los números también son una excelente manera de demostrar de lo que eres capaz. Si está solicitando un puesto de ventas, no se limite a decir que ha administrado una gran cartera de clientes o que era el mejor de su antigua empresa. En su lugar, especifique el tamaño de la cartera, así como las cifras que ha alcanzado (superación de objetivos, aumento de la facturación, etc.). Los números suelen ser mucho más evocadores y tangibles que las palabras.

3. Escribe la misma letra para todas las posiciones

Una carta de presentación genérica, adaptable a todas las aplicaciones, no es una carta eficaz. Si no se adapta a las particularidades de cada puesto, te costará convencer al reclutador. Recuerde, la clave es la personalización. Utilice una empresa específica como ejemplo, no una industria. Ditto, refiérase a una posición específica y no a un oficio.

La idea es evitar la letra repetitiva. Si ha escrito una carta de presentación de la que está orgulloso, nada le impide mantener la estructura para todas sus aplicaciones. Mantenga las mismas frases, pero asegúrese de adaptar sus habilidades, habilidades sociales y experiencias de acuerdo con el puesto de trabajo y la empresa.

Las 12 reglas del correo electrónico motivacional

4. Habla en condicional

“Agradecería”, “Desearía”, “Me gustaría” … el uso del indicativo futuro y el condicional presente deben usarse con precaución. Aunque demuestra cierta cortesía y se asemeja a una negativa a imponerse, esta formulación no es la más juiciosa para convencer.

Prefiere el presente simple, más directo y más afirmativo. Ejemplo: “Me gustaría conocerte para…”, “Aprecio especialmente…” o incluso “Me gusta trabajar en colaboración con…”.

5. Escribe sin entusiasmo

Lo ha escuchado una y otra vez: su carta de presentación no debe tener más de una página. ¡Y eso es verdad! Demasiado tiempo, es posible que el reclutador no tenga la paciencia para leerlo en su totalidad. Por tanto, el tamaño es importante, pero no es el único criterio a tener en cuenta. ¡Piense también en el estilo de escritura! De hecho, y paradójicamente, la mayoría de las cartas de presentación no reflejan realmente la motivación del candidato. Una carta convincente pasa a un redactor convencido: expresa tu entusiasmo ante la idea de incorporarse a la empresa y conseguir el trabajo, destilando frases como “Me preocupo por…”, “Estoy impaciente”, “Creo profundamente … ”,“ No puedo esperar… ”, etc. Muestre su entusiasmo, pero no se exceda.

Al mismo tiempo, prefiera oraciones cortas, que son más fáciles y rápidas de leer, a oraciones largas. Y a menos que esté aplicando por escrito o enseñando, evite el uso de palabras complicadas, que solo harán que sus oraciones sean pesadas.

¿Cómo redactar bien tu carta de presentación?

6. (Bonificación) Comete errores ortográficos

Ya no es necesario especificarlo, cometer errores es paralizante en todos los sectores y para casi todos los puestos. Estamos hablando aquí de grandes errores ortográficos, muy fáciles de evitar y no de errores tipográficos que se le pueden escapar (y que pueden escapar a la mirada del reclutador).

Lo ideal es que alguien más te revise y, si esto no es posible, dejar tu carta a un lado y volver a ella con frialdad. Dar un paso atrás también te ayudará a darte cuenta de que algunas oraciones no son tan fluidas como podrías pensar.

Crédito: Iana_kolesnikova / stock.adobe.com