5 consejos para negociar su salario inicial

Remuneración Flavien Chantrel | Publicado el 21/09/2012 – Actualizado el 17/11/2015

Olivier Gélis, Director General de Robert Half International France, recuerda los fundamentos para obtener la mejor remuneración durante una entrevista de trabajo.

5 consejos para negociar su salario inicial

Conozca su valor en el mercado laboral

¿Cómo conocer su ‘valor’ en el mercado? Los estudios de remuneración que realizan las empresas de selección de personal son una buena forma de tener una visión clara y objetiva de la propia profesión, al igual que los estudios realizados por colegios profesionales (ejemplos: AFTE, para Tesoreros de Empresas; IFACI para profesiones de auditoría y control interno; AFDCC para Créditos Gerentes) que a menudo se basan en datos estadísticos.

Sepa cuando sacar el tema

Más bien, depende del reclutador hacerlo. Si no se aborda el tema durante la primera entrevista, es recomendable solicitar los detalles del proceso de contratación para identificar en qué etapa se abordará este aspecto.

No mientas sobre su salario anterior

¡Hacer trampa es paralizante! Este tipo de arreglo con la realidad puede sacar al candidato ‘deshonesto’ del proceso para siempre. Otro riesgo: ser excluido del grupo de empresas de contratación y, por lo tanto, dejar de ser solicitado para otras oportunidades.

Demostrar su valor agregado

La intransigencia se justifica sólo por los perfiles – muy – miseria. Por tanto, la gran mayoría tendrá que preparar sus argumentos para justificar su remuneración. El objetivo del ejercicio es pensar como empresa: ¿cuál es el valor añadido del candidato? ¿Es difícil de encontrar en el mercado? ¿Tiene el candidato varias habilidades que juntas marcan la diferencia? …

Gestiona tu carrera

No es necesario que piense que “la mejor oferta equivale a la mayor remuneración”. Ciertas oportunidades, menos remunerativas, pueden hacer posible tener un espectro de actividad más amplio, progresar más rápidamente o incluso adquirir un conocimiento o experiencia que permita encontrar un puesto más interesante, mejor pagado después.

Olivier Gélis concluye: “No olvide también tener en cuenta las ventajas ‘no financieras’ que no siempre se imponen y que realmente pueden marcar la diferencia al hacer la vida más fácil (trabajo desde casa, horario flexible, coche de empresa, teléfonos inteligentes, portátiles) al tiempo que permiten una mejor equilibrio entre la vida profesional y personal“.

(GettyImages / fiskes)