25 señales de que es hora de rehacer tu CV

El CV Priscilla Gout | Publicado el 18/12/2018 – Actualizado el 14/05/2019

Un solo documento para presentarte y dar en el blanco con el reclutador no es mucho. Así que también puedes evitar errores triviales o errores de gusto … Para saber si tu CV cae en el cliché, consulta nuestra lista de 25 errores a evitar en tu CV y ​​sabrás rápidamente si es el momento de volver a trabajarlo.

25 señales de que es hora de rehacer tu CV

Conoces las mejores prácticas y siempre envías cartas de presentación personalizadas para acompañar tu CV. Pero este último documento también merece su atención: la versión actual de su CV puede necesitar una actualización. Si pasa la prueba de estos 25 errores para evitar con gran éxito, puede continuar enviándolo con confianza.

La forma: la primera impresión de tu CV

1. Tu CV no tiene el formato correcto

Formato txt, formato de imagen (tipo jpg, eps, gif) … Para un envío de correo electrónico como suele ser el caso en la actualidad, evite los formatos ilegibles y prefiera los formatos Word, PDF, RTF. Además, recuerde nombrar su documento correctamente como CVjeanDupont.doc.

2. No especificó sus datos de contacto.

¿Están en tu carta de presentación? Sí, pero si el reclutador separa estos dos documentos, no podrá volver a contactarte … El número de teléfono será suficiente. La dirección postal puede ser uno de los elementos discriminantes, por lo que no es necesario especificarlo.

3. Su dirección de correo electrónico es demasiado personal o completamente imaginativa.

Los “[email protected]” o “[email protected]” obviamente deben evitarse y carecen de seriedad. Cree una dirección de tipo profesional [email protected] que utilice para sus aplicaciones. Tenga en cuenta que el 76% de los CV con una dirección de correo electrónico poco profesional se descartan según un estudio de inglés.

4. Estás usando una fuente inapropiada

Escriba Comic sin MS o un color de fuente que no sea negro, o incluso varias fuentes diferentes. Idem: ¡tenga cuidado de no usar una fuente que sea demasiado pequeña a riesgo de cansar los ojos del reclutador!

5. Tu CV está demasiado lleno o demasiado colorido.

Sin párrafos o texto demasiado ajustado, demasiados colores, en fin, demasiados adornos … Con un CV sobrecargado, el reclutador ya no sabrá dónde buscar y no encontrará la información esencial. Olvídese del software de pintura, cambie a la buena palabra antigua …

6. Cometiste errores ortográficos o gramaticales.

¡Haz que al menos dos personas revisen tu CV! Esto es lo básico, porque incluso los profesionales de la ortografía pueden cometer errores tipográficos o descuidos.

7. Tu foto es de mala calidad o demasiado.

Borrosa, truncada, recortada, sacada de vacaciones o francamente atrevida … Si no es imprescindible para tu trabajo, simplemente quítala. De lo contrario, tómate el tiempo para rehacer uno más profesional … y serio porque ¡no olvides que no estás posando para una revista de moda!

8. Tu CV tiene dos páginas.

Una página, dos páginas … ¡Gran debate! Sea conciso y no sobrecargue su CV, pero si no cabe en una página, elija dos si es esencial.

9. Tu CV no está completo

Faltan tus datos de contacto, la ubicación de tus puestos anteriores o los nombres de determinadas empresas … Podrías pensar que estás ocultando algo.

En resumen, sea simple y sobrio: ventile el contenido, evite los adornos y los colores, vaya al grano … El mensaje se transmitirá mucho mejor.

El fondo, para convencer

10. No ha personalizado su CV según el puesto propuesto

Esto puede ser perjudicial para usted, ya que orientar su solicitud en función de la empresa y el puesto ofrecido muestra su interés en el puesto.

11. Tu CV no tiene título

Por tanto, no indica su objetivo profesional. Sepa que, en la primera lectura, RR.HH. debe saber lo que sabe y quiere hacer, y lo que puede hacer por el negocio.

12. Hiciste una introducción “asesina”

“Soy la persona que necesitas, competente, líder nato, fuerza de propuesta Tenga cuidado con las expresiones demasiado pretenciosas que podrían molestar inmediatamente al reclutador.

13. Transcribes los títulos de tus trabajos anteriores tal como están sin especificar nada sobre tus misiones.

Es un error. El mismo puesto no siempre tiene el mismo nombre de una empresa a otra.

14. Hiciste una lista de experiencias similares, como ejemplo provisional.

Más bien, agrúpelos por áreas de especialización, puestos ocupados o áreas de actividad. En resumen, trate de encontrar un tema común a todas estas experiencias.

15. Usas términos demasiado técnicos

Todo depende de tu trabajo, pero no vale la pena mostrar tus conocimientos a través de una jerga demasiado específica, corres el riesgo de que no te entiendan bien o incluso de parecer pretencioso.

16. Mintió sobre sus experiencias o su formación.

Extender algunas fechas no mata a nadie, pero mentir sobre tu viaje puede terminar siendo un poco grande, especialmente cuando las inconsistencias son visibles. No juegues con las palabras (“Nivel Bac”, “Bac obtenido con distinción” …) y no exageres las responsabilidades que te han sido encomendadas. En resumen, juega la carta de la sinceridad.

17. Tus experiencias no están relacionadas con el trabajo ofrecido.

Si algunas de sus experiencias pasadas no tienen relación con la oferta de trabajo en cuestión, resúmalas en una línea y posiblemente especifique el vínculo con la oferta si existe (gestión de proyectos, trabajo en equipo …).

18. No eres preciso

Evite las conjeturas, como: “Trabajé con empleados, gestioné una cartera de cien clientes o un presupuesto de alrededor de 1 millón de euros …”.

19. Ha descuidado la sección “Ocio”, “Varios”, “Viajes” u “Otros”.

Dicen mucho sobre tu personalidad, tu otro “tú”, ese pequeño extra que puede inclinar la elección de un reclutador a tu favor. Sin embargo, tampoco te detengas en información innecesaria (hablando de tu colección de bolas de nieve, por ejemplo).

20. Tu CV no está actualizado

No solo agregue una línea a cada nueva experiencia, descríbala de la misma manera que las anteriores.

21. Tus experiencias se remontan a la década de 1980.

Resume los mayores de 10 años en una línea si te quedas sin espacio para dejar los más recientes que más te convengan.

22. La sección dedicada a sus diplomas y formación es bastante larga.

No es necesario especificar después de 10 años en qué año obtuviste tu diploma universitario … Solo habla de tus diplomas si corresponde a tu profesión, a la oferta de trabajo o si has seguido un buen curso en particular.

23. Tu campo tiene “hoyos”

¿Se ha tomado un año, dos años o ha pasado un período de su vida viajando, cuidando de su familia o ha estado desempleado? Explícalo, pero eligiendo tus términos: “Búsqueda activa de trabajo (concertar citas, prospectar …), estancia de un año en Lisboa: descubrimiento de la cultura portuguesa, encuentros …” sin amueblar demasiado tampoco si sin embargo no estás inspirado.

24. La sección “Intereses” de tu CV es irrelevante.

¿Vas a la piscina dos veces por semana y haces un álbum de recortes? Lo siento, pero al reclutador no le importa. Hablar de tus pasiones debe aportar información: practicas deporte en equipo, formas parte de una asociación, compites, te gusta viajar con regularidad …

25. Sus perfiles en línea no están actualizados

Eh oui, c’est bien beau de mettre la liste de vos profils numérique pour montrer au recruteur que vous êtes un candidat bien dans son époque, sauf que s’ils ne sont pas à jour ils ne lui apprendront rien de plus sur votre activité en línea. Entonces, si no tienes tiempo para hacerlo, bórralos de tu CV.